Seleccionar página
mujeres que viajan solas a turquia

Vista de Estambul desde la parte asiática de Kadiköy / Estambul. J.M

Esa sensación de situarte a los pies de un barranco, como si te dispusieras a un salto al vacío. El sudor, y la confusión, la ignorancia y los prejuicios. Un “quiero” pero al mismo tiempo los nervios: “y si me pasa algo, qué voy a hacer yo allí…” ¿Los hombres turcos son tan caballeros y las mujeres en Turquía tan sacrificadas como las telenovelas? ¿Y esas tradiciones que las telenovelas muestran? ¿Y Estambul? ¿Cómo será la gran Estambul?

El impacto de los comentarios alrededor: “¿Vas a viajar sola a Turquía? ¡Pero te has vuelto loca! ¡Con los ataques terroristas que hay! ¡Y lo machistas son los árabes! y cómo trata el Islam a las mujeres…”

Cuando los turcos ni siquiera son árabes..

Es entonces, en esa emboscada mental y emocional, donde se ahunan las ganas intensas de conocer el país, la necesidad de descubrir por una misma qué hay por descubrir en Turquía y todos los miedos que se desencadenan al abandonar nuestro país, nuestra comodidad para sumergirnos en otros lugares, en este caso Turquía.

Desde que comencé a viajar a Turquía y desde que abrí el blog en el que te encuentras, he recibido muchísimos emails de chicas preguntándome sobre si Turquía es un país seguro para que una mujer viaje sola a él. O cómo será ese chico turco que la chica en cuestión ha conocido por Internet.

Ya sea por el éxito de las telenovelas turcas, por haber conocido a un chico turco por Internet o por el medio que sea, o simplemente porque Turquía tiene cierto misticismo en la imagen exterior que proyecta, muchas mujeres quieren viajar al país, pero ya sea por propia voluntad o porque las circunstancias así lo dictan, pero tienen miedo de viajar y/o de viajar solas a Turquía.

No niegues el miedo

Todas las personas tenemos miedos. Quien diga lo contrario miente o no acepta una parte que le pertenece. ¿A qué hay miedo? ¿A sufrir agresiones, quedarnos solas, sentirnos solas? Nada que no se pueda solucionar informándonos con anterioridad, leyendo las experiencias de otras mujeres que, en este caso en concreto han viajado a Turquía y han descubierto cómo es el país, alejado de su proyección exterior (en ocasiones, tergiversada) y de todos los prejuicios que de él se tienen.

Por eso, con información de antemano y sentido común, como en cualquier aspecto de la vida, no tiene por qué ocurrir nada. Lo que no quiere decir que con toda la probabilidad del mundo, no vaya a pasar nada. Riesgos siempre hay: mala suerte, gente indeseable… hay en todas partes y en todos los ámbitos (desde el familiar hasta el laboral, y los viajes tampoco se libran).

Perooo si algo he aprendido tanto en la gestión de mis proyectos como a la hora de viajar a un país que no fuera el mío, es que una vez te lanzas, observas que tienes más capacidades de las que creías, que hay gente amable también por el mundo, y que el viaje te hace sentirte viva. ¡Así que con información y sentido común vamos a desgranar todos esos factores que generan tantas dudas!

mujeres en turquia

Mujeres pasean en las cercanías del bazar de las especias en Estambul / Estambul. J.M

Mujeres solas en Turquía: la vestimenta

“¿Llevamos pantalones cortos y vestidos cortos?”, me preguntó hace poco una amiga. Este año vienen unas amigas a visitarme a Turquía y estamos organizando un pequeño viaje por Estambul y el Egeo turco. “Verás cuando les diga a mis padres que voy a Turquía, se van a quedar helados”, me dijo. La afirmación me sorprendió mucho. Vaya, no estoy ya acostumbrada a pensar de esa manera en Turquía. A estas alturas, se ha convertido ya en mi segundo hogar.

“Por supuesto que puedes llevar pantalones cortos y vestidos cortos”, le respondí. Existe, en mi opinión, cierto mito sobre la vestimenta que una mujer puede llevar en Turquía. Más aún en verano, hace muchísimo calor, y llevar pantalón largo se hace insorportable. Pero claro, depende de a qué parte de Turquía vayamos y depende también de cuál sea el plan de viaje que queremos hacer.

Por ejemplo vamos a Estambul. Hay que tener en cuenta que es una ciudada enorme, de hecho se estima que en ella viven unas 20 millones de personas, así que imagínate el barullo y el tráfico que hay en la ciudad. Al ser una ciudad tan grande… las cosas cambian mucho en función de en qué zona nos encontremos. Y en función de la zona será adecuado utilizar una vestimenta más ligera o más recatada.

También en función de los monumentos que se quieren visitar. Hay que tener en cuenta que la entrada a las mezquitas, como la Mezquita Azul de Estambul o Santa Sofía exigen a las mujeres cubrirse la cabeza con un pañuelo. He leído en otros lugares que aconsejan llevar un pañuelo en el bolso. Yo nunca lo he hecho. De hecho de la misma manera que a la entrada de las mezquitas existe un lugar más o menos acondicionado para dejar los zapatos, ya que hay que entrar descalza, también existen pañuelos para que las mujeres nos tapemos la cabeza.

ANÉCDOTA. Recuerdo en una ocasión, cuando me encontraba en el este del país, que sí es cierto exige llevar una indumentaria más ligera para evitar, en especial, la incomodidad de miradas masculinas constantes, visitamos el centro de Diyarbakir (Ahmed, en kurdo). En él se encuentra una de las mezquitas más antiguas de Turquía y quería verla únicamente durante unos segundos. Al entrar, se me olvidó por completo cubrirme la cabeza con un pañuelo y un hombre empezó a gritarme, lo que nos obligó a salir de allí inmediatamente, mientras yo decía una y otra vez “Pardon” (perdón, en turco).

Nos guste o no, el dicho de “allá donde vayas, haz lo que vieras”, o algo así que se dice en castellano, es muy aplicable. Hay que respetar las tradiciones.

mujeres en turquia

Fascinantes las mezquitas en Estambul. / Estambul. J.M

Cuáles son los lugares en Turquía más occidentalizados

Estambul es una ciudad enorme, Turquía es un país muy muy extenso. No es lo mismo aterrizar en Estambul y realizar un recorrido típicamente turístico (Estambul, Capadoccia, Pamukkale, Izmir, Éfesus, el Egeo turco, Antalya) que adentrarse en zonas donde el turismo no está tan asimilado.

Las zonas que menos turismo reciben son las zonas centrales más rurales de Anatolia o el este de Turquía. Al este de Turquía no aconsejo viajar en estos momentos debido al impacto de la violencia en el lugar, a raíz del conflicto armado entre el Gobierno turco y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, en turco), a pesar de ser una zona realmente bella para conocerla y a no ser que la viajera sea ya una experta en moverse, ya sea sola o acompañada, por zonas calientes.

Por eso, los lugares de Turquía más occidentalizados son:

  • Estambul. La zona de Sultanahmet es una de las zonas más religiosas, donde se concentran los grandes monumentos como la Mezquita Azul, Santa Sofía o el fantástico Palacio de Topkapi y está muy acostumbrada al turismo aunque exige cierto recato que no se requiere en otras zonas como Taksim. Taksim ha sido hasta la actualidad  la más proeuropea pero está sufriendo los cambios de islamización que empiezan a percibirse en el país. Beyoglu es también una zona muy proeuropea, así como la zona asiática de Kadiköy que empieza a ser el destino de los turcos que se sienten más cercanos a los valores europeos (beber cerveza, fiesta a la europea…).
  • Capadoccia. Es realmente muy turística.
  • Pamukkale. Es también muy turístico.
  • Ankara. La capital de Turquía cuenta con el mausoleo de Atatürk. Aún no he viajado a la capital, ya que nunca me ha coincidido en mis estancias en el país, y no me merecía la pena recorrer una distancia tan larga.
  • Izmir. Sin duda alguna, una de las ciudades más abiertas del país. Aquí no hay ningún problema de vestimenta ligera.
  • El Egeo turco: todas las ciudades costeras que componen el Egeo turco son una maravillla para visitarlas (Bodrum, Fethiye, Marmaris, Datça, Antalya…). Existen playas fantásticas, hay mucho turismo alemán, inglés, ruso… y se pueden pasar muy buenos veranos en él.

Hay que tener en cuenta que las ciudades en Turquía son grandes. Y que en función de en qué barrio nos encontremos, habrá mayor apertura o no. Si tienes miedo de moverte sola, quédate en las zonas centrales de las ciudades y los lugares y evita los barrios desconocidos.

Los lugares de Turquía menos acostumbrados al turismo y menos occidentalizados son:

  • La zona central de Turquía, más conocida como Anatolia. Es una zona especialmente rural. No he ido aún.
  • La zona norte de Turquía: Amasra, Trabzon… sí que es verdad que Trabzon cuenta con turismo, aunque creo que es un turismo más del este de Europa. Los turcos a los que les he preguntado en alguna ocasión sobre esta zona, dicen que hay algunas mafias allí y que es peligroso viajar allí. Pero hay que tener en cuenta que los turcos son bastante recelosos para que las mujeres viajemos solas, ya que la propia cultura turca incluye una protección bastante asfixiante, en mi opinión también, a la mujer en Turquía.
  • La zona este y sureste del país que sufre el impacto de la violencia del conflicto armado con el PKK y problemas con la frontera con Siria e Irak. Es realmente una pena que el proceso de paz que se inició no resultara, ya que, al menos, el este del país (también conocido como el Kurdistán turco) comenzaba a tener una expansión turística muy sostenible y que podría resultar muy atractiva, a pesar de la presencia de tanques militares en el centro de la considerada capital kurda que impresiona mucho. Esperemos que con el tiempo todas las partes en disputa logren un acuerdo que permita a la ciudadanía vivir y desarrollarse en paz.
mujeres en el este de turquia

La gran ciudad de Mardin en el este del país. Es realmente muy aconsejable viajar a este lugar para conseguir una perspectiva muy amplia de lo que es Turquía. / Mardin. J.M

Dónde alojarse para dormir tranquilas

Conviene informarse con anterioridad para evitar agobios una vez aterricemos en el país. En función de la ruta que se quiera realizar, acudir a una agencia de viajes o mirar por Internet qué hoteles se encuentran en lugares céntricos, de calles anchas y grandes, bien iluminadas… He leído en algún lugar que se aconseja hospedarse en Estambul únicamente en las zonas pro-europeas de Taksim y Beyoglu. En mi opinión, en el caso de Estambul, la zona de Sultanahmet es también una buena zona para quedarse a dormir. De hecho, en mi primer viaje a Estambul, me hospedé allí, estuve muy cómoda y me sentí muy segura.

En las ciudades como Ankara o Izmir también puede consultarse por Internet los hoteles de los que disponen. Y en el Egeo turco no le encuentro mayor problema, ya que está muy acostumbrado a recibir al turismo. Hay que entender que se trata de una de las grandes fuentes de ingresos del país y lo cuidan muy bien.

Mujeres en Turquía: ¿Turismo sexual o romántico?

Muchas chicas me han escrito infinidad de emails pidiéndome consejo sobre chicos turcos que habían conocido por Internet. Yo siempre respondo que no puedo dar mucho consejo, ya que se trata de cosas muy personales y las generalizaciones nunca son buenas. Hay toda clase de intereses y chicos buenos por todos los lados, por supuesto, también en Turquía. Aunque lógicamente hay que tener en cuenta que también existen otros muchos intereses…

Lo mejor identificar factores de riesgo, tener sentido común y no vivir en la fantasía que enseñan las telenovelas turcas. Ir hasta Turquía para conocer a un chico con el que se ha hablado por Internet comporta sus riesgos, no tiene por qué ocurrir nada, pero implica ciertos riesgos. Por favor, evita riesgos innecesarios y piensa en tu seguridad, más aún si a la persona en cuestión no se le conoce en persona.

Los chicos turcos

Una de las cosas que más me llamó la atención en mis primeros viajes a Turquía era comprobar hasta qué punto miran los chicos turcos en la calle, en el metro… a veces suele ser bastante incómodo. Evita miradas, vete a tu rollo, no inicies conversaciones con personas con las que no quieres iniciar conversaciones, di que no hablas el idioma… no creo que comporte peligro, pero hay que tener en cuenta que somos extranjeras y de la misma manera que Turquía es para nosotras algo místico, nosotras también lo somos para ellos. De todas formas, la sociedad turca es una sociedad muy hospitalaria y amable. Y creo que son las mujeres turcas las que verdaderamente sufren la violencia hacia ellas.

Las chicas turcas

Sobre todo, si visitas Estambul, te darás cuenta de que existen muchísimas clases de mujeres, en especial, aquellas que llevan velo y las que no. Ni Turquía es todo mujeres con velo ni Turquía es todo mujeres con bótox y con tacones despampanantes. Hay de todo y en todos los grados, aunque se trate de una sociedad mayoritariamente musulmana.

El idioma: ¿Y cómo me comunico con ellos?

Existe un lenguaje universal, en el que a través de los gestos, podemos entendernos perfectamente. La cuestión del inglés no está muy avanzada en Turquía. Es cierto. Pero cuanto más turística es una zona más inglés se habla en los hoteles. De todas formas, una buena guía de conversación básica, y gestos, unido a la intención de comunicarse ayuda a suavizar situaciones estresantes en las que queremos comunicarnos y no logramos hacernos entender.

Tal vez, sea en los restaurantes donde no estén tan habituados a hablar inglés. Pero con una guía de conversación básica o conectándose al WIFI del establecimiento y mirando en google translate nos podemos hacer entender, al menos para saber qué es el pescado, qué es carne… son las pequeñas aventuras que se viven en el viaje también 🙂

A veces la limitación del idioma ayuda. En Estambul, sobre todo, algunos chicos se ponen un poco pesados con las turistas. Quizás por la cuestión del euro o el dólar o porque se entiende, no sé por qué, que las extranjeras son más liberales que las turcas. Si se ponen un poco pesados, una buena opción es decir que solo hablamos castellano, y pasar completamente de la persona. No intentemos ser amables, aunque tampoco desagradables, con personas con las que no queremos relacionarnos. No hay obligación.

El Transporte: ¿Y cómo voy de un lugar a otro?

Una de las grandes sorpresas que me llevé cuando comencé a visitar Turquía es lo bien que funciona el transporte. Los vuelos internos son muy baratos, si se tiene en cuenta además las largas distancias que hay que recorrer de un lugar a otro en caso de querer realizar un pequeño tour por el país. Por ejemplo, un vuelo interno de Estambul a Izmir puede costar unos diez euros y tiene una duración aproximada de una hora, lo que nos ahorra las ocho horas que hay en autobús. Los vuelos pueden reservarse por Internet, tampoco es necesario hacerlo con mucha antelación porque es increíble hasta qué punto hay diferentes líneas áreas que vuelan al mismo lugar.

Otra opción es viajar en autobús. Existen también muchas compañías privadas que a precios muy asequibles ofrecen un viaje cómodo, aunque en ocasiones puede resultar un poco largo. Al principio, me llamó mucho la atención comprobar cómo durante el trayecto, un azafato (generalmente suelen ser chicos jóvenes) ofrecen dos veces un refrigerio a lo largo del trayecto: un té, un café, galletas, agua… Lo bueno de ir en autobús es que se observa el país desde la ventanilla, lo que da una mayor visión del país.

Otra opción también es alquilar un coche. Nosotros de hecho lo hicimos el año pasado y resultó un gran acierto. Es verdad que no es del todo barato. Creo que pagamos unos 300 euros por dos semanas de coche, aparte claro de la gasolina. Lo bueno es que se hace las paradas donde se quiera y se sale con tranquilidad. Las carreteras en Turquía están bien, al menos las principales, aunque hay que asegurarse que el coche que se va a alquilar tenga un sistema por el que se paga automáticamente a la entrada de algunas de las autopistas. No hay otra opción para pagar en ellas. Es un sistema que aún no comprendo muy bien. Por lo demás, a pesar de que hay algunas personas que conducen de manera un poco temeraria, es un país seguro para viajar por él.

La ubicación, la documentación y seguros sanitarios

Una buena estrategia para ubicarnos en ciudades grandes como Estambul es descargarte el mapa de la ciudad en tu móvil y utilizarlo sin necesidad de tener Internet. Aunque a mí particularmente me gusta llevar mapa en mano hasta que llega cierto momento en el que lo suelto y me dejo llevar.

Recuerda que, en función de tu nacionalidad, tendrás que mirar previamente si requieres de un visado para entrar en el país. En otros lugares he leído que se recomienda llevar en la calle bien el DNI o el pasaporte. Nunca ambos a la vez, no vaya a ser que en caso de robo nos quedemos sin identificación. La verdad es que es algo muy recomendable. Yo nunca tomo esta precaución. Lo cierto es que Turquía es un país relativamente seguro. La gente es muy honesta y hospitalaria, a excepción de gente indeseable que hay por todas partes.

Esta sería la súper guía que he preparado para ti. Espero que te haya servido de ayuda y tranquilice un poco esos nervios que son muy normales cuando visitamos lugares que no conocemos.

¿Qué miedos tienes o tenías a la hora de viajar a Turquía? ¿Qué piensas del país? Comparte tus inquietudes, problemas, opiniones en los comentarios… así podremos ayudarnos las unas a las otras 🙂

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información sobre política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

 ¿Curiosidad por conocer las costumbres y las tradiciones en Turquía?

¿Qué significa el matrimonio para ellas?

Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía.

 Todo el proceso por el que pasan las mujeres turcas antes de dar el "sí quiero": las 4 ceremonias de la tradición turca antes de llegar al altar.

You have Successfully Subscribed!