Seleccionar página

amnistiar_ imponer olvido

En los últimos tiempos Turquía no anda bien. Eso ya se sabe: Turquía no atraviesa uno de sus mejores momentos. Una auténtica pena si se tiene en cuenta que es país de gente amable y acogedora y de lugares fantástico por descubrir. Y si ya el fallido intento de golpe militar dejaba preocupación, junto a la lucha contra yihadistas, y el problema infinito que arrastra el país con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), se le suma ahora las benditas declaraciones por parte del Ejecutivo de Erdogán sobre la situación de la mujer o vamos a precisar, niña, que se ve obligada a casarse con un hombre, en algunas ocasiones, mayor que ella, una se plantea cómo el país se mantiene en pie. Aunque no hay que olvidar que a los niños también les influye esta lacra del matrimonio infantil forzado.

Al abandonar la idea mística que en un principio se tiene de Turquía, en las primeras aproximaciones al país, una se da cuenta del impacto de esta lacra en la ciudadanía en Turquía: en el este del país como en el centro de Turquía es donde generalmente se da el matrimonio infantil forzado, una práctica bastante generalizada en el pasado, que ha ido disminuyendo, pero con casos actuales aún. El matrimonio infantil forzado es una lacra que afecta de una manera muy considerable, en la gran mayoría de las ocasiones, a las chicas.

El simple planteamiento de que los hombres que se casen con menores de edad puedan quedar impunes de la condena penitenciaria correspondiente, sin entenderse muy bien, cómo un matrimonio que a efectos legales es ilegal puede de repente ser legal, el simple planteamiento, proveniente del gobierno, incita a consideralo como una falta de responsabilidad y de respeto hacia todas las personas, niñas, mujeres, y niños que han visto doblegada su voluntad sin el amparo del Estado.

Recordemos un principio asentado en legislación internacional: el Estado es responsable ante las víctimas que se producen en su territorio, no hay dudas respecto del centro de Turquía, pero como el este de Turquía, se tambalea siempre entre Kurdistán y Turquía, a efectos legales aún, al menos hoy en día, se considera territorialmente parte de Turquía: las víctimas que allí se producen son responsabilidad del Estado.

El planteamiento del gobierno de Erdogán consistía:  en el caso de que exista boda religiosa no se trata de violación ni se trata de un matrimonio ilegal. Por lo tanto los hombres que contraen de esa manera, aunque la niña sea niña, son amnistiados y no tienes que cumplir condena. En Turquía la única boda legal es la civil. Y un matrimonio que no cuenta con la voluntad de ambos contrayentes es nulo de pleno derecho.

La “amnistía” equivale además a una imposición de olvido. Y una persona que ha sufrido tal perjuicio para repararse necesita precisamente reparación, no olvido.La impunidad además agrava muchísimo la confianza de los ciudadanos en democracia.Es un concepto absolutamente antidemocrático.

Cuando nos situamos frente al concepto de “matrimonio infantil forzado” no estamos ante una situación en la que una menor de edad se enamora, al estilo de películas americanas, de un hombre mayor que ella, y en su madurez aunque no en su mayoría de edad, tiene la capacidad de elección por libre convicción y voluntad. Si no todo lo contrario, nos encontramos en una situación en la que una menor de edad es OBLIGADA a casarse con otra persona a la que no quiere ni desea, ya sea por deseo expreso del padre o de la madre también. A veces pensamos que las mujeres somos todas angelitos, y en muchas ocasiones no es así, de hecho la mujer que me relató que le habían obligado a casarse fue su madre, y no su padre quien tampoco se opuso expresamente, la que le obligó a ella y a su hermana, a ambas, a contraer matrimonio.

cabecera

¿Existe ahora la necesidad de crear polémica?

Las cárceles están demasiado saturadas. Al comentarlo, me contestaron rápidamente si no creía que el gobierno turco tuviese la capacidad de construir una mega prisión, porque hay que tener en cuenta que a quien manda en Turquía le gustan los edificios y construcciones muy grandes, quizás, muestra de poder -interpretación mía-: así lo hizo con su súper palacio de no sé cuántas habitaciones, mientras las personas corrientes mal viven a base de créditos que no pueden pagar; así lo hizo con el puente que une Estambul e Izmir, que vale una millonada; así lo hace con el tercer aeropuerto de Estambul, que va a ser el más grande de toda Europa, según leí algún día. Entonces, en caso de que las prisiones estén demasiado saturadas -la gravedad del índice de reclusos provoca preocupación ¿no?- ¿por qué no construir una mega prisión?

He leído también que quiere acabar con este fenómeno de una vez por todas. Bueno, eso sería lógico, porque el machismo mata, eso bien lo sabemos en España, y el machismo en Turquía… no me lo quiero ni imaginar. Entonces en este caso casi sería mejor optar por otro tipo de vía, no soy la persona idónea para dar soluciones, pero una vía que no atentara contra el mismo concepto de reparación y de democracia, si es que la democracia es importante, que igual no lo es, no lo sé.

Y al final… hace algún tiempo que el euro está por las nubes y el dólar se dispara. El otro día con una persona muy cercana de Turquía ya decía que la economía estaba muy mal, pero eso siempre se ha dicho, esta gente está acostumbrada a vivir en crisis, no conocen otra manera de vivir, así que puede ser que ese planteamiento pretenda desviar la atención de la población.

Y desviar se ha desviado porque las personas han protestado. Y al protestar el Gobierno rectifica. Lo que quiere decir que no solo hay mujeres víctimas, mujeres que sufren una violencia que queda impune, y que desde el propio gobierno se alienta a que quede impune, sino mujeres luchadoras, mujeres que no se callan, que salen a la calle y dicen lo que quieren decir. Porque al hablar con una persona que conoce muy bien Turquía y que es además mujer, dijo así: “hablamos sobre las mujeres, la idea del matrimonio y hasta suicidios pero hay también otro tipo de mujer muy guerrera, universitaria, feminista etc. Ya sé que llama más al morbo el otro tipo pero quizá si sólo es una parte se desvirtúa el conjunto”.

violencia

¿Qué parámetros rigen las leyes contra la violencia que afecta a la mujer en Turquía?

El planteamiento de que un matrimonio infantil forzado pueda ser legal por rito religioso lleva a plantearse cuál es la seguridad jurídica en Turquía. Estas declaraciones y la explosión lógica de la polémica que ha creado me ha recordado a otro caso que me hizo pensar.

Ocurrió que un hombre, en un autobús en Estambul, agredió a una mujer. No sé si era, por buscarle una “explicación”- que no justificación- porque ella llevaba una camiseta corta y al hombre no le parecía adecuado. No recuerdo la “causa” bien. La cuestión es que tras la agresión la policía acudió al autobús, y dejaron que él se fuera. Lo que provocó muchas reacciones en las redes sociales, que “obligó” a la policía a detener al hombre en cuestión. Y una al ver dichas situaciones se plantea si la policía no debería de actuar “de oficio”, es decir, por iniciativa propia y sobre la base de unas leyes que prohíben y sancionan a quien agreda, y no sobre un pico social que se queja porque no han hecho bien su trabajo.

Es una inseguridad total.

Y es una auténtica pena porque sin mujeres no hay paz. Y el país atraviesa ya un momento lo suficientemente violento como para ponerse a pensar qué se pretenden con dichas iniciativas, en vez de invertir los esfuerzos en prevención, educación y sanción. Lo que está claro es que envuelven aún más una atmósfera de violencia que genera hartazgo.

Y así es la cara amarga de este país.


Brave Readers es un blog independiente. Un blog independiente vive de sus lectores, de su participación y difusión. Si te ha parecido importante esta información compártela en tus círculos, piensa que podrías ser tú la persona que podrías haber nacido en una situación de vulnerabilidad y que te gustaría que te resguardaran. Si quieres compartir cualquier opinión, te animo a hacerlo, nos enriquece a todos 🙂

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información sobre política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

 ¿Curiosidad por conocer las costumbres y las tradiciones en Turquía?

¿Qué significa el matrimonio para ellas?

Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía.

 Todo el proceso por el que pasan las mujeres turcas antes de dar el "sí quiero": las 4 ceremonias de la tradición turca antes de llegar al altar.

You have Successfully Subscribed!