Seleccionar página

La relación con la suegra en Turquía puede llegar a ser tan normal como en cualquier lugar del mundo o un auténtico infierno como ocurre en pocos lugares

Si ves las tan afamadas telenovelas turcas te habrás percatado de la difícil relación que suelen mantener suegra y nuera en Turquía. Aunque las telenovelas turcas están muy lejos de reflejar toda la realidad social del país, lo cierto es que en cuanto a la dificultad de la relación entre ambas se acercan.

Lo he podido comprobar en varias ocasiones en Turquía. Afortunadamente, no me ha pasado a mí, pero sí he visto en mi entorno cómo un matrimonio se rompía a los dos meses de celebrarse porque la recién casada no le caía bien ni a la madre del novio a la hermana de este. Lejos de ser ficción, es una realidad y suele ocurrir.

También hay que destacar que existen suegras muy simpáticas en Turquía que tratan y aceptan muy bien a las nueras. Pero en este caso nos vamos a centrar en las relaciones tan complicadas que se dan en muchas ocasiones en Turquía, generalmente, porque la suegra no acepta a la nuera, ya sea porque no la ha elegido o porque simplemente no le gusta para su hijo.

En cierta manera se puede considerar una tradición, un tanto fea, ¿verdad? Ya lo dije al principio de mi novela Destino Estambul: hay tradiciones turcas que me gustan mucho, hay otras tradiciones que no me gustan nada. Esta especie de tradición de ‘La relación con la suegra en Turquía’ forma parte de las tradiciones que no me gustan nada. Además es una especie de tabú en el país: se habla, pero de manera muy discreta.

La relación con la suegra en Turquía en ‘Destino Estambul’

Mi novela ‘Destino Estambul’ aborda los entresijos de una relación internacional bajo la huella familiar y las tradiciones turcas.

Cuando escribía el libro, decidí incluir esta tradición-tabú de la relación con la suegra en Turquía. En ese momento inicial de creación de mi novela, no le quise dar mayor importancia a la cuestión, simplemente quería dejarla reflejada en el libro.

Empecé a investigar en foros de Internet y a mirar vídeos en Youtube. Me asaltó la curiosidad. En Turquía siempre me muevo en un entorno muy turco y habían comentado, en muchas ocasiones, las dificultades reales a la hora de casarse: el padre de ella no consentía, el novio no tenía suficiente dinero para pagar la boda soñada… Pero no me había llegado ningún comentario o, quizás, no había prestado mucha atención a la cuestión de la relación con la suegra en Turquía.

Así que decidí preguntar.

Pregunté directamente a determinadas personas que conocen muy bien la cultura turca. Me quedé alucinada con lo que les había sucedido con sus suegras turcas o a mujeres que conocían, por lo que decidí incluir aquellas declaraciones reales como sucesos en el libro.

Me encanta hablar sobre tabús, creo que por eso disfruté tanto escribiendo la última parte de ‘Destino Estambul‘.

Muchas lectoras, cuando acabaron de leer la novela me preguntaron: Pero… ¿de verdad es así la relación con la suegra en Turquía?

Efectivamente, la última parte de ‘Destino  Estambul’ está basada en hechos reales. No me han sucedido a mí, menos mal, porque la relación con la suegra en Turquía puede llegar a ser un auténtico infierno.

Experiencias reales con la suegra en Turquía

En un foro, leí que una mujer se había casado con el amor de su vida que era turco. Después, según decía la chica, se había convertido “al islam, a partir de ese momento empezó a tragarme un poco, pero a veces pienso que le encantaría borrarme de la mente de mi marido”. Se refería a su suegra turca.

Tenía curiosidad por saber qué opinaban chicas que vivían en Turquía desde hace muchos años y directamente pregunté en una red social: “¿Cómo es el comportamiento de las mujeres [suegras] turcas?“.

Me contestaron: “El comportamiento de las mujeres turcas depende y cambia mucho según la clase social, la educación y la religión. Si tu suegra es conservadora, lo más seguro es que no te acepte por años y te haga la vida imposible pues en sus planes estaba que su hijo se casara con una chica turca. Ten mucho cuidado con lo que dices y cómo lo dices. Lo único que puedes hacer es darle gusto siempre que se pueda, tratar de tomar las costumbres familiares y apegarte a ellas lo más que se pueda”. A lo que añadió “nunca va a dejar de ser la madre de tu marido y en la cultura turca la madre es demasiado importante, a veces más que la propia esposa”.

Suena ya a escalofrío. Pero no acaba aquí.

Una youtuber aseguraba que “muchas suegras son muy posesivas y quieren controlar a sus hijos. Las suegras piden esa atención. La suegra viene a casa y hay determinadas cosas que hay que hacer. La suegra llega a casa y en recibimiento tienes que ser muy cariñoso con abrazos, besos… todo lo que vea en casa lo va a calificar. Cuando se casa ellas esperan que les llames mamá. Cuando llega a casa, la recibes con cariño, le tomas el abrigo, se quita sus zapatos y le das unas zapatillas”.

Después de recibir a la suegra, hay que servirle un té, además no está bien dejarla sola en el salón, sino que le pides que te acompañe a la cocina. De vuelta en el salón, tienes que estar atenta al último sorbo que le da al té para traerle el próximo. La taza no puede quedarse vacía durante mucho tiempo.

Toda una aventura la cantidad de protocolos a seguir, ¿verdad?

¿Y cuál es tu experiencia? Cuéntame en los comentarios qué te ha pasado a ti o qué piensas sobre esta tradición-tabú de relación con la suegra en Turquía 🙂

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información sobre política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This