Seleccionar página

“El té surge del reposo y el café de la presión”, rezaba algún proverbio.

Lo cual puede identificarse con lugares calmados donde se bebe té y lugares más estresantes donde se toma café. Turquía es muy conocida por su afición al té. Aunque más que afición, podríamos categorizarla como un estilo de vida, ya sea en el desayuno, después del desayuno, en la comida, después de la comida, a media tarde, durante la cena o después de la cena. Tanto en verano, cuando hace muchísimo calor. Tanto en invierno, cuando las playas se enfrían.

Se concluye entonces que el té es una práctica muy habitual (çay, en turco). Tal es la práctica que mantener los dientes limpios se convierte en toda una destreza. No obstante, en Turquía también existe la costumbre de beber café (türk kahvesi, en turco). Quizás en menor medida y con menos frecuencia, pero goza también de su porción de fama.

El café turco ostenta también su parcela de fama

El café turco se bebe enseguida, en dos o tres sorbos, y suele acompañarse de turkish delight.

El café turco se sirve siempre en una tacita pequeñita, apoyada en un platito que suele ir a juego. Es un café muy fuerte. Y generalmente, se suele acompañar de pequeñas delicias dulces que se venden en los supermercados… como especie de golosinas, pero más profesionales (turkish delights).

El café turco al ser tan corto se bebe enseguida, como si fuera un expreso. Dos sorbos ¡y se acabó! Y tiene mucho, mucho poso. Ya que se trata de un café que se hace al puchero. Se prepara en una cacerola pequeña (cevze, en turco). En cada cacerola pequeña se hace un solo café, por lo que si más de una persona desea tomar café, debe utilizarse la cacerola las veces que corresponda. Recuerdo en Estambul, en la parte asiática, en Kadiköy, donde se encuentran la hilera de cafeterías y restaurantes más próximas al mar, que determinados cafés ofrecían el türk kahvesi elaborado en estas cacerolas pequeñas que colocaban en brasas.

La cacerolita donde se cocina el café turco

La cacerolita donde se cocina el café turco

Una de las curiosidades del café turco es que no se le echa azúcar una vez ha sido elaborado, sino que al pedirlo se pregunta cómo se quiere: sin azúcar, con poco azúcar o con mucho azúcar. De hecho, según contenga azúcar o no, al café se le denomina de manera diferente; sade, sin azúcar; az sekerli, con un poco de azúcar; sekerli, con mucho azúcar.

La sorpresa viene cuando tras tomar el café, alguien de la mesa, al que se le considera que se le da muy bien leer el futuro, se ofrece efectivamente a hacerlo.

“Se le da muy bien”, dicen sobre la persona en cuestión.

Para ello, es importante que el café no contenga ni leche ni nada por estilo. Es decir, que sea solo café.

El proceso para leer el futuro en los posos del café turco

Lo primero que hay que hacer es dejar que se enfríe. En verdad, hablamos de los posos. Turquía es maestra en paciencia. Así que debe dejarse reposar en frío antes de leerlo. Para ello, una vez se acaba de tomar el café turco, se coloca el platillo sobre la taza del café, y se da varias vueltas como si lo girarámos en el aire.

Una vez se coloca nuevamente en la mesa del revés, cuando ha transcurrido el tiempo necesario para que haya enfriado, entre curiosidad y cierto nerviosismo de qué deparará el futuro, la persona “experta” levanta el vaso y comienza a mirar en silencio, mientras la mirada nerviosa se balanceaa entre los ojos de quien lee el futuro, la expresión de su rostro y el desconocimiento de qué expresará la tacita que sujeta entre sus manos.

Dicen que el fondo de la taza representa el corazón o la casa de quien ha bebido. De forma que si ha quedado poso en el fondo significa problemas en el corazón o en la casa y si no ha quedado ni rastro de él, hay limpieza tanto en uno como en el otro.

En realidad, se explica que la lectura del futuro viene acompaña de mucho práctica e imaginación. Se imagina las formas que han quedado en el interior de la tacita en sintonía con lo que se conoce de la persona objeto de análisis de futuro: “Este año vas a ganar mucho dinero, una mujer fuerte va a ayudarte, vas a discutir con…”.

Una vez se finaliza de leer “las formas” que el interior de la tacita contiene, ese poso se echa sobre el platillo y con el culo de la tacita se gira en el mismo platillo. Ahí también se lee el futuro.

Recuerdo en una ocasión que tras leerme el futuro, le tocó el turno para ser leída a quien me lo leyó. Entonces, la mujer tras leerle su futuro, decidió hacerle una foto al fondo de la tacita y al platillo para enseñársela a una persona que debe ser muy experta en el asunto.

Una tradición que tiene nombre de ciencia

Me he quedado sorprendida al comprobar que se le denomina cafeomancia al arte de leer el futuro en los posos del café. La cafeomancia se define como “el arte de adivinar el futuro a través de los posos del café”. Efectivamente, en cuanto a este “fenómeno” se indica que existen tres formas de leer el futuro: 1) directamente en la taza cuando acabas de beberlo (esta forma es un poco diferente a la que he narrado). 2) Volcar la taza sobre el plato. 3) Un pañuelo blanco para interpretar la mancha que deja éste. Esta última opción me es desconocida.

A mí me parece una práctica muy bonita. Muestra cierto misterio que guarda aún Turquía, como si tuviera mucho misticismo. ¿Y a ti? ¿Te atreverías a que leyeran tu futuro tras beber un café turco? ¿Lo beberías con la tranquilidad de quien confía en el destino?

Anímate y deja tu opinión en los comentarios. Compartir nuestras experiencias nos recrea a todos 🙂

Estás en Brave Readers, un espacio que muestra la luz y la sombra de los dos lugares a los que personal y profesionalmente me siento unida: el País Vasco (España) y Turquía, rincones increíbles que ambos lugares tienen por descubrir (turismo y viaje, luz) artículos/análisis sobre actualidad desde el punto de vista del periodismo de paz, la memoria y la mujer (sombra).

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información sobre política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

 ¿Curiosidad por conocer las costumbres y las tradiciones en Turquía?

¿Qué significa el matrimonio para ellas?

Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía.

 Todo el proceso por el que pasan las mujeres turcas antes de dar el "sí quiero": las 4 ceremonias de la tradición turca antes de llegar al altar.

You have Successfully Subscribed!