Seleccionar página

HAMBURGO. La chica de Ucrania es un auténtico personaje: no calla. Parece venir de otra época: la vestimenta que utiliza, los detalles en los que se fija. Mezcla una gran sonrisa con su cotorreo constante, en ocasiones hay que decirle que guarde un poco de silencio, la mente se entapona de tanto alemán. Pero ella no parece necesitar reposo. Está llena de energía, quiere hablar, quiere salir, quiere conocer gente, quiere pasárselo bien. Será tal vez porque se encuentra en Alemania y no en su tierra, envuelta en una guerra, afirma una y otra vez.

cambiar de lugar

La electricidad más barata: a veces encender una bombilla en otro lugar supone despertar nuevas ideas o nuevas sonrisas, a pesar de la tristeza de dejar atrás el lugar de origen/ Hamburgo. Foto cedida por artista.

No parece que eche de menos su país y de momento no quiere volver, tiene visado para un año: las condiciones laborales allí son pésimas (cobraba 120 euros mensuales por una jornada completa) y hay guerra. Lo de la guerra siempre aparece. No se sabe muy bien quién la batalla, no parece tan visible cómo Israel y Palestina. ¿Por qué será? Y una comienza a barajar posibilidades, si la cobertura de una atrocidad no significará también el silencio de otra, o quizá simplemente sea el resultado de una mente maligna.

Después de que aquel avión fuera interceptado y unas 300 personas murieran, acudió corriendo: «¡Has escuchado! ¡Has escuchado lo que ha pasado!». «Ha sido Rusia, ha sido Rusia», afirmaba exausta, «están locos, tantos muertos…». Tiene miedo de volver, dice que sus padres empiezan a tener problemas, la situación allí está difícil, «simplemente vivir en Donets es peligroso», afirma, «son los rusos», jamás se iría a Rusia,«con Putín», exclama horrorizada, aunque eso le suponga tener que empezar de cero en la Universidad en Alemania, porque su título no es homologable, según he entendido. No tiene facebook ni twitter ni nada por el estilo, simplemente skype, donde utiliza un nombre falso, dice que allí es peligroso, podrían tener acceso a sus datos. «¿Quiénes?» no contesta.

La disciplina del estudio en Corea del Sur

La chica de Corea del Sur relata lo suyo, de su trozo de mundo, cuando la oportunidad se presenta. Es ver su vestimenta con forma cuadrada y saber que proviene de Asia, aunque a los occidentales nos cueste distinguir los rasgos propios de Corea del Sur, o de China, o de Japán, a mí al menos me ocurre. Tiene los ojos achinados y una larga cabellera, aunque admite que allí las chicas guapas son las que tienen los ojos grandes y que muchas de ellas se operan en busca de ese canon de belleza. Una no sabe muy bien si es Corea del Sur o Corea del Norte la que vive en un aislamiento tremendo, en una dictadura, se deduce de las informaciones que en ocasiones se leen (hay que tener cuidado y contrastar las ideas que se impregnan). Y hay que preguntar. Ella responde que no, no, no, no, cómo va a ser de Corea del Norte, allí son muy pobres, pero lo dice con humildad, sin maldad, como si no tuviera nada en contra de ellos.

Falso vídeo que Corea del Norte mostró sobre cómo supuestamente la selección jugaba en la final del Mundial de Fútbol:

[youtube width=»600″ height=»365″ video_id=»yPO2Mwzu25w?rel=0″]

Se le ve contenta, es educada y muy inteligente. Despierta mucha ternura. Dice que ella solía acudir de seis de la mañana a cinco de la tarde a la escuela, para después ir a otro instituto y reformar determinadas materias: dormía una media de cuatro o cinco horas diarias. Después en la Universidad, tenían que hacer un proyecto, alquieron un estudio; allí dormían, allí comían, la ducha era en la Universidad. Tuvo que hacer las prácticas en un despacho en el que únicamente paraba para dormir, olvídese de tiempo libre ni fines de semana, dice que sufrió un estrés horrible; dormía en una cama que se plegaba debajo de su escritorio; la ducha en la casa de su jefe.

Se le ve tremendamente contenta de estar en Alemania, aquí puede dormir nueve horas diarias y tiene tiempo libre, admitió. Pero se percibe en ella una especie de disciplina interiorizada, como si tuviera que dominar el idioma a la perfección lo antes posible, cuando es increíble lo poco que ha necesitado para alcanzar una competencia profesional completa (a mí me ha llevado toda la vida).

disciplina y super yo

Tanta disciplina tiene que dejar poco espacio para la mente/ Hamburgo. J.M

Ambas afirman que las condiciones laborales en sus respectivos países son pésimas.

La familia en Egipto y en Alemania

vista del Stadtpark de Hamburgo

Vista preciosa del Stadtpark (el parque de la ciudad) en su atardecer. Serían las 21.00 de la noche aproximadamente. En Hamburgo la noche cae por completo a las 23.00. /Hamburgo. Foto cedida por artista.

Charlaban una alemana y un egipcio en una cocina descuidada de una casa bonita a las 23:20 de la noche, aproximadamente. Ella bebía un vaso de vino blanco, por el tono sincero de sus palabras parecía no ser el primero, él comía su segunda comida en el Ramadán. Él le había pedido previamente permiso al Imán para adelantar la primera comida de las 22.00 a las 18.00 de la tarde, estaba contento: comer y beber agua tan tarde le restaba mucha energía, para ir a clase de alemán, parecía algo malhumorado. La alemana contaba que sus hijos no la visitaban, no había tenido suerte en su familia, él reaccionaba muy sorprendido: en la escuela, a través de la religión, habían aprendido que los hijos deben portarse bien y querer a sus madres. Una se pregunta si no debería ocurrir también al revés.

La familia en Alemania es una institución curiosa: la independencia en la que viven los miembros que la componen, lo rápido que se independizan los jóvenes (debido también a la ayuda que el gobierno alemán da a la familia por cada hijo, 100 y pico euros, sin contar los 200 y pico que también reciben mensualmente hasta que el niño cumple los tres años). A diferencia de Egipto, según contaba el chaval, que me imagino funcionará en una línea muy parecida a la de Turquía y no tan diferente a la de España y Turquía en cuanto a ayudas por hijo se refiere (=nulas), sino en rasgos culturales; fuertes lazos, la familia muy relevante.

Las palabras de él me recordaron a Turquía, narraba que en un principio se la había hecho muy duro seguir las normas establecidas en la casa de la alemana; disipándose en cierto sentido el caos propio de su cultura, aunque matizó que caos era de ahora. Antes se refiere a las revueltas que ha habido y la inestabilidad política. Ese caos es muy característico también en Turquía, y con los dolores de cabeza que a mí me dio en Estambul, le he encontrado su aspecto positivo también en Alemania: la espontaneidad de las cosas.

El sueño europeo es alemán

vista de Hamburgo

Vista de Hamburgo desde lo alto de la Iglesia Michel, muy cerca de la denominada «Hafen City»/ Hamburgo. J.M

Todos estos relatos se enmarcan en uno propio, dibujado en Hamburgo, una ciudad bella, con más puentes que Venecia y Amsterdam juntas, con sus canales del río Elbe, sus calles bonitas, sus pintadas urbanas, sus ciudadanos que pasean, cogen el autobús, su vida discurre en un clima que es bastante loco, tal cual llueve como a los diez minutos el sol se hace pesado. Hamburgo no es una ciudad que represente bien la esencia de Alemania: hay muchísimas personas de muchísimos lugares, coches de mucho nivel y se mueve mucho dinero.

Eso nos explicó el guía del free-tour, que hacía muchas referencias a New York, será que es de allí, pensé, por su forma de dirigirse a los asistentes también, esa efusividad en la oratoria tan propia de los americanos. Eso (nos) llega también de Estados Unidos, además de muchas otras cosas no tan buenas; esa iniciativa de hablar y darse a la gente sin vergüenza, arriesgarse y luchar por los sueños.

Debería de ir a New York para comprobarlo, pero a mí me da que el sueño americano se ha trasladado aquí, y se ha instalado, de momento y lo veo para largo, en Alemania.

Muchísimas personas vienen para quedarse.
Mucha suerte a cada una de ellas.

[fblike]

Desde Hamburgo, con cariño.

túnel que une ambos lados de Hamburgo

Túnel que une ambos lados de Hamburgo por debajo del río Elbe/ Hamburgo. J.M

río elbe y barcos en Hamburgo

Playas del Norte. Las playas en Hamburgo no gozan de mucha salud. El mar se sitúa a 100 kilómetros más o menos, y el río Elbe hace algunas veces de lugar para el baño, pero en ocasiones es peligroso y poco saludable debido a los barcos de carga y descarga que entran/ Hamburgo. J.M

puerto en Hamburgo

Si algo me gusta de esta ciudad son los contrastes que ella misma genera. El gran puerto que la enfrenta y al otro lado playas, paseos y lugares bonitos donde tomar algo/ Hamburgo. J.M

Canales en hamburgo

Los canales son preciosos. Sin duda, es la parte de la ciudad, el Hafen City, con sus edificios modernos, una de las que más me gusta/ Hamburgo. J.M

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información sobre política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
mujeres en turquia

Descarga el ebook gratuito o ambos

 ¿Curiosidad por conocer Turquía? ¿Qué itinerario de viaje hacer en Turquía? ¿Existe una única Turquía o hay muchas distintas en un mismo lugar? ¿Cómo varía la situación de la mujer en el mapa de Turquía?

A) 7 consejos para descubrir la verdadera Turquía. Más allá del itinerario turístico marcado, saber cómo aprovechar al máximo tu estancia en el país.

B) Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía. Es muy curioso conocer los rituales que conforman el ritual y la posición de la mujer en ellos.

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

mujeres en turquia

Descarga el ebook gratuito o ambos

 ¿Curiosidad por conocer Turquía? ¿Qué itinerario de viaje hacer en Turquía? ¿Existe una única Turquía o hay muchas distintas en un mismo lugar? ¿Cómo varía la situación de la mujer en el mapa de Turquía?

Descarga uno o ambos ebooks gratuitos.

A) 7 consejos para descubrir la verdadera Turquía. Más allá del itinerario turístico marcado, saber cómo aprovechar al máximo tu estancia en el país.

B) Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía. Es muy curioso conocer los rituales que conforman el ritual y la posición de la mujer en ellos.

You have Successfully Subscribed!

viaje a turquia: mujeres en marmaris, estambul y diyarbakir

Lee 'Viaje a Turquía' y descubre una Turquía más allá de la Mezquita Azul

 ¿Qué itinerario de viaje hacer en Turquía? ¿Existe una única Turquía o hay muchas distintas en un mismo lugar? ¿Cómo varía la situación de la mujer en el mapa de Turquía?

Lejos de las aglomeraciones y de los habituales clichés, Turquía reserva su esencia más auténtica a sus habitantes y a los viajeros que buscan salirse de los itinerarios marcados.

El diario de un viaje a través de tres zonas muy diferenciadas: el aire más abierto de las playas del mar Egeo, tan «mediterráneas»; Estambul, antigua Constantinopla y ciudad efervescente entre Europa y Asia, y, por último, la zona no recomendada al turismo y muy sensible por los acontecimientos sociales y políticos, Diyarbakir y sus alrededores.

El relato de un viaje hacia el asombro, a través de la luz y la oscuridad de Turquía, para quienes creían conocer bien el país o para quienes desean descubrir una Turquía contradictoria.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This