Seleccionar página
pintadas como cuento de hadas

Incluso las pintadas, en algunas ocasiones, parecen salidas de un cuento de hadas/ Bremen. J.M

MADRID. En breve me voy una temporada a Alemania. En esta ocasión, a la Venecia alemana, así se le conoce a Hamburgo, debido a los canales de agua que la atraviesan, el norte del país, una ciudad que me encantó las dos veces que la visité, la segunda ciudad más grande del país; 1.800.000 habitantes más o menos. Vuelvo al país que siempre me ha encandilado, con su orden riguroso en las calles y mentes de sus habitantes, sus pueblecitos y ciudades que parecen salidos de un cuento de hadas, todo está tan limpito y cuidado, las bicicletas pasean por sus asfaltos, la educación de sus gentes, no cruzan un semáforo en rojo, hablan en un tono de voz muy bajito, ¡en una cafetería apenas se les escucha!, los postres riquísimos que se venden en las tiendas, el café tan malo, la bestialidad para algunos de su idioma particular, que extrañamente a mí me parece un idioma que acaricia.

arte en los tejados

Arte en los tejados. No llegué a comprender qué significaba/ Bremen.J.M

Recuerdo Alemania como el país del desarrollo, seriedad y gente educada. Lo recuerdo también como un país modelo, del que aprender. Sin embargo, ahora a Alemania se le tiene manía. En el contexto de la crisis, se dice que se ha aprovechado de España, la retuerce hasta empobrecerla, Alemania se ha vuelto una mandona en la Unión Europea, su canciller Angela Merkel no hace más que exigir recortes nuevos que agotan a los españoles. Más allá de que no comparta la actitud de Alemania en la posición con la que se cree en la Unión Europea, y por supuesto, no comparta su actitud respecto de España, no comparto la idea, en un debate tan generalizado como el de hoy en día, de salirse del euro y de Europa. ¿Qué hubiese sido de España sin Europa? ¿Cuánto dinero aportó en su momento Alemania y Europa para el desarrollo de España? Europa necesita unirse, en una base de solidaridad, no separarse, en mi opinión.

Mantuve una conversación con un amigo en Madrid, compartió Erasmus conmigo en Alemania, conoce bien el país. Él cree que Alemania ha saldado por fin su deuda con Europa, el consentimiento de aquella atrocidad de matar a judíos, como si de pollos se trataran, el fallo moral de aquella auténtica locura de exterminar a personas (no solo judíos) por una cuestión simplemente racial. ¿Aquel consentimiento social que hubo se tradujo a una deuda con Europa? ¿Por eso, Alemania ha ayudado tanto? ¿La deuda se ha extinguido y Alemania ha recuperado su propio control, en términos de psicología estatal? ¿Ha aportado lo suficiente como para negarse a aportar más? ¿No ha frenado acaso su ayuda a España y al resto de países considerados del Sur de Europa?

Presencia constante del pasado Nazi

esvástica como símbolo fascista

La esvástica es utilizada como símbolo fascista en Euskadi también/ Bergara.J.M

Recuerdo mi primer viaje a Alemania, Nürenberg, tenía unos 13 años. Visitamos un museo gigantesco dedicado a la época Nazi. Allí nos explicaron las expectativas de Hitler: construir un gran escenario donde recitar sus discursos (aquel orador levantaba las pasiones de los ciudadanos) y conseguir, en un techo de cristal que cubriese la gran explanada (una auténtica locura teniendo en cuenta la magnitud del lugar), que los rayos de luz le glorificaran, iluminándole tan solo a él, como si de un Dios se tratara.

Recuerdo la cuestión nazi, el horror de aquel pasado incrustrado en las mentes de los ciudadanos de hoy, el consentimiento social de aquellas atrocidades, ¿cómo pudo ocurrir?, el nacionalismo más radical llevado a su extremo (tengamos cuidado con los nacionalismos, por favor) presente en cada viaje que hacía a Alemania, ya era por la existencia de museos que así lo reconocían, por las conservaciones con sus ciudadanos o por el ambiente que se respiraba: la existencia de la culpa,  la carga de la responsabilidad por aquellos crímenes. Recuerdo haber visitado el campo de concentración al sur de Berlín, aquello estaba prácticamente en medio del pueblo, la zona de los médicos y los experimentos que hacían con los prisioneros era realmente repugnante. ¿Cómo no podía conocerse la exitencia de aquellos centros de exterminio ubicándose no muy lejos del poblado? Un consentimiento que se ha reproducido millones de veces en las miles de películas, series, documentales…. y por supuesto, con su legitimidad a hacerlo, pero al mismo tiempo ¿y las atrocidades cometidas en Ruanda? o ¿las atrocidades del Gobierno turco respecto de la población kurda que convive dentro de sus fronteras? ¿Por qué la cuestión nazi ha tenido tanta importancia?

Recuerdo unas protestas estudiantiles en la Universidad de Trier, durante mi época del Erasmus. Aquellos estudiantes se echaron a las calles para protestar en contra de la subida de los precios de la matrícula, que eran algo irrisorio, no sé si llegaban a 150 euros por cuatrimestre (los universitarios reciben una cuantían al mes por estudiar en la Universidad). Transmitían activismo político, eran muy contrarios a ejercer cualquier tipo de violencia. Aquello contrastaba con lo que había aprendido a lo largo de mi vida en Euskadi: el uso de la violencia para conquistar sueños. Nunca había sentido de cerca aquel activismo pacífico, como si supieran lo que decían, si precediese a la construcción de una crítica sentida, leída, y fundamentada. Me encantaba estar entre aquellos estudiantes, recuerdo las conversaciones con ellos. Había uno que llevaba muchísimo tiempo estudiando en la Universidad (la media para acabar una carrera o las cuatro que dicen que hacen es muy superior a la española), el muchacho tenía rastas, novia, y era vegetariano. Él decía pertenecer a die Linke, un partido político de izquierdas.

lucha antifascista en Atenas

Lucha antifascista en Atenas. La lucha contra la antidemocracia, rebrotes xenófobos y racistas. /Atenas. Foto cedida por lectora

Miedo de hablar sobre Israel

clases sociales en Alemania

En Alemania no es todo de color de rosas, existe también pobreza y un sector de la sociedad muy desarraigado y excluido/ Berlín. J.M

Reivindicaban que no se llevaran soldados a Afganistán, protestaban en contra de las políticas del gobierno, a favor de las clases más desfavorables, decían. Una piensa que en Alemania existe una sola clase social, y es mentira. En Alemania existe una división social también, no tan visible quizá como en España. Basta acercarse a los centros donde se estudian módulos o a las paradas de autobuses para ver el contraste entre la población joven, por ejemplo.

En aquella conversación con el chico de las rastas le transmití mi extrañeza: luchaban muchísimo a nivel estudiantil, se organizaban en asambleas, joder, tomaban decisiones que influían en la Universidad, acampaban en el césped de la Universidad para luchar en contra de aquella subida de la matrícula, de paso también, luchaban contra los favoritismos a la banca, se pronunciaban sobre política internacional, se hablaba de todo, a excepción de una sola: Israel. Todos sabemos qué sucede con Palestina, en contraposición con el pobre Kurdistán, que es un conflicto ignorado. Le pregunté al vegetariano con novia, el por qué de aquel silencio. Recuerdo que se quedó callado, estabamos sentados sobre la hierba, admitió que no podían decir nada respecto de Israel, debido al pasado de Nazis-judíos, aunque su generación (era un poco mayor que yo) no hubiese participado directamente en aquella atrocidad. Vaya, aquello me dejó pensando. Le pregunté más tarde a otra amiga, si los jóvenes debían soportar algún tipo de peso por aquella atrocidad consentida por sus antepasados: en las escuela les enseñaban en la asignatura de genética que los alemanes no eran superiores a los judíos, ejemplificó, y relatando hechos similares, admitió que a veces se sentía muy enfadada, ¿por qué debían cargar ellos con la responsabilidad de aquella atrocidad si ni siquiera habían nacido cuando sucedió?

¿Ha servido la crisis económica para que Alemania salde su deuda?

¡Qué intriga!

[fblike]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información sobre política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
tradiciones y costumbres en turquia ebook gratuito

Biblioteca Digital Turca

¿Cuáles son las tradiciones y costumbres de Turquía? ¿Cómo aprovecho al máximo mi viaje a Turquía? ¿Cómo varía la situación de la mujer en el mapa de Turquía?

Decarga el ebook que prefieras: 

1) Tradiciones y costumbres en Turquía. Obtendrás una panorámica general de la sociedad turca a través de sus tradiciones y costumbres. 

2) 7 consejos para descubrir la verdadera Turquía. Más allá del itinerario turístico marcado, aprende a cómo sacarle el máximo partido a tu viaje. 

3) Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía. Es muy curioso conocer los rituales y la posición de la mujer en ellos. 

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

mujeres en turquia

Descarga el ebook gratuito o ambos

 ¿Curiosidad por conocer Turquía? ¿Qué itinerario de viaje hacer en Turquía? ¿Existe una única Turquía o hay muchas distintas en un mismo lugar? ¿Cómo varía la situación de la mujer en el mapa de Turquía?

Descarga uno o ambos ebooks gratuitos.

A) 7 consejos para descubrir la verdadera Turquía. Más allá del itinerario turístico marcado, saber cómo aprovechar al máximo tu estancia en el país.

B) Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía. Es muy curioso conocer los rituales que conforman el ritual y la posición de la mujer en ellos.

You have Successfully Subscribed!

viaje a turquia: mujeres en marmaris, estambul y diyarbakir

Lee 'Viaje a Turquía' y descubre una Turquía más allá de la Mezquita Azul

 ¿Qué itinerario de viaje hacer en Turquía? ¿Existe una única Turquía o hay muchas distintas en un mismo lugar? ¿Cómo varía la situación de la mujer en el mapa de Turquía?

Lejos de las aglomeraciones y de los habituales clichés, Turquía reserva su esencia más auténtica a sus habitantes y a los viajeros que buscan salirse de los itinerarios marcados.

El diario de un viaje a través de tres zonas muy diferenciadas: el aire más abierto de las playas del mar Egeo, tan «mediterráneas»; Estambul, antigua Constantinopla y ciudad efervescente entre Europa y Asia, y, por último, la zona no recomendada al turismo y muy sensible por los acontecimientos sociales y políticos, Diyarbakir y sus alrededores.

El relato de un viaje hacia el asombro, a través de la luz y la oscuridad de Turquía, para quienes creían conocer bien el país o para quienes desean descubrir una Turquía contradictoria.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This